Evite que lo estafe una inmobiliaria. Asesórese previamente.

Imprimir  Publicar en Facebook  Publicar en Twitter

Evite que lo estafe una inmobiliaria. Asesórese previamente.

Si ya decidió invertir una gran cantidad de dinero en un inmueble, es conveniente que invierta parte de ese dinero en una asesoría previa que le garantice la seguridad en su inversión, la misma que incluye los siguientes puntos:

  1. Estudiar al vendedor. Su inversión no acaba con el contrato firmado, más bien es al contrario, pues esta clase de convenios son de largo aliento y por eso uno debe conocer bien a esa suerte de socio que será la empresa inmobiliaria.
  2. Verificar en Registros Públicos que el terreno matriz donde se ubicará el futuro hogar u oficina se encuentre a nombre de la persona natural o jurídica que vende la construcción. Algunas veces las constructoras esperan vender todos los espacios antes de que ellas compren el terreno.
  3. Buscar al banco promotor del proyecto para pedir referencias sobre la inmobiliaria.
  4. Buscar en la municipalidad del distrito donde se ejecutará el proyecto la data sobre los pagos prediales y de arbitrios, para comprobar si se ha cumplido con ellos o no. Asemás indagar si la empresa cuenta con una licencia de construcción definitiva.
  5. Indagar en INDECOPI con el nombre de la empresa vendedora, si esta tiene antecedentes como denuncias o quejas.
  6. Verificar en CAPECO si esta inmobiliaria está asociada o no al gremio, pues su participación es una garantía de formalidad, sin que la misma sea requisito indispensable para ser formal.
  7. Realizar búsquedas en poder judicial y chequear si existe demandas o denuncias contra la empresa vendedora y sus representantes.
  8. Una vez firmado el convenio hay que visitar periódicamente la obra para observar su avance, verificando la calidad de los materiales, la marca y dimensiones del departamento, los acabados y las especificaciones de CAPECO respecto a las construcciones seguras.

Mayor información estudio@munozmartinezabogados.com